miércoles, marzo 25, 2015

SUDAMÉRICA, UNA CUESTIÓN DE VIDA O MUERTE.





Una cuestión de vida o muerte


En Suramérica se está jugando en parte el destino del mundo y es una cuestión de vida o muerte. 
    ¿Por qué?
Porque en Suramérica es el primer lugar donde se ha recuperado la política, la discusión ideológica y hasta un proyecto civilizatorio diferente al que imperó durante la nefasta década de los ’90 cuando primó el Imperio norteamericano como potencia hegemónica.
Pero esa época de cambios y ese cambio de época surgidos desde Suramérica, indefectiblemente iba a trascender más allá de los océanos. Y ese proceso comenzó este año con un giro político profundo del pueblo griego, que tomó algunas de las experiencias políticas de nuestros países.


Por eso, nuestros procesos han adquirido tanta importancia política, no sólo para nosotros mismos, sino para el mundo, y de ahí la importancia de lo que está en juego.


Luego de concluida la Segunda Guerra Mundial, durante todo el siglo XX el mundo se dividió en dos: la órbita de influencia del capitalismo con Estados Unidos a la cabeza, y la del socialismo con la URSS  como referencia. Después de la caída del Muro de Berlín, sobrevino una década larga de hegemonía unipolar por parte del Imperio norteamericano. Eran los tiempos del neoliberalismo salvaje y del sometimiento de nuestros países a partir del Consenso de Washington. Nos habían hecho creer que había terminado la historia y que habían muerto las ideologías. Lo único que resistía por esas épocas era el glorioso pueblo cubano defendiendo dignamente su revolución, contra el bloqueo y el aislamiento.


Hasta que en 1998 llegó Hugo Chávez al gobierno en Venezuela y comenzó a demostrar que no todo había terminado. El primero de enero de 2003 llegó Lula en Brasil y en mayo de ese año Néstor Kirchner en Argentina. La mancha de aceite se iba extendiendo.


El 5 de noviembre de 2005, esos tres hombres (Chávez, Lula y Kirchner) hicieron algo que nunca hubiéramos creído posible: plantársele al mismísimo mandamás imperial y decirle NO. Fue no a George W. Bush y no al Alca, un intento de dominación neocolonial que venía intentando imponer Estados Unidos ya desde las épocas de Bill Clinton.


Después, la mancha de aceite siguió extendiéndose con Evo Morales que llegó al gobierno de Bolivia en enero de 2006 y Rafael Correa que hizo lo propio en Ecuador un año después. En 2008 fue el turno de Fernando Lugo en el Paraguay.


El caso de Michelle Bachelet en Chile y del Frente Amplio en Uruguay tienen algunos bemoles, pero se pueden sumar a este verdadero cambio de época.
Por primera vez en la historia, seis, siete, ocho presidentes coincidieron en una idea de integración regional, y en mirar más a sus propios pueblos que a las metrópolis imperialistas. De este modo, nuestros pueblos podían apoyarse entre sí para intentar cambios profundos en la Patria Grande. 

Y así se le dio otro cariz al Mercosur, surgió Unasur y luego la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe).


Hoy, en pleno siglo XXI, el nuevo Imperio ya no es un Estado nación. El Imperio es el poder financiero internacional y su poder corporativo, que por supuesto usa a Estados Unidos como una de sus patas, la bélica. Pero también están sus otras patas o tentáculos, el poder mediático hegemónico y las trasnacionales de agronegocios, entre otros. Entonces la verdadera lucha hoy en el mundo es de corporaciones contra democracia. Y en esa lucha, el Imperio necesita neutralizar a la política como una herramienta válida para cambiar la realidad. 



En ese contexto, no puede permitir que continúen caminando los procesos políticos de Suramérica, cada uno con sus grandes diferencias, e incluso con sus grandes falencias y contradicciones. Pero lo que no puede permitir el Imperio es que los pueblos decidan por sí mismos. 



Por todo esto, más que una cuestión económica y más que la voracidad por nuestros recursos naturales (que también es real), de lo que se trata es de una necesidad política fundamental, casi de vida o muerte. Es la vida o la muerte para esas corporaciones y para nuestras democracias. O vive la democracia o vive el poder corporativo e imperialista. No hay lugar para ambos poderes. 

Y en el medio también está la vida de pueblos enteros, de millones de personas.


Las tácticas varían según la correlación de fuerzas y según distintas coyunturas internacionales.
Primero intentan con proyectos políticos que representan la reacción liberal-conservadora, para retrotraer la historia a esos años ’90 donde la pérdida progresiva de derechos no tenía alternativa a la vista porque la historia había terminado. Más o menos lo que viene sucediendo en Europa hasta ahora.
Pero cuando esos proyectos políticos de derecha reaccionaria fracasan y se muestran incompetentes, el rol de verdadera e implacable oposición es asumido por el poder mediático y se desata la batalla cultural en todas sus formas, incluido el intento de neogolpe, como viene ocurriendo en toda nuestra Patria Grande: Venezuela en 2002; Haití en 2004; Bolivia en 2008; Honduras en 2009; Ecuador en 2010; Paraguay en 2012.


En la actualidad lo estamos viendo claramente y contemporáneamente en tres de nuestros países: en Argentina con la forma de golpe judicial a partir del caso Amia y la muerte del fiscal Nisman; en Brasil con la orquestación de un plan destituyente para intentar evitar que el gobierno del PT avance con una ley de medios antimonopólica; y en Venezuela con el golpe continuado que ahora ha tomado la forma de guerra económica, muy parecida a la librada contra el gobierno de la Unidad Popular en Chile y que concluyó con el golpe fascista de Pinochet y la CIA. Decimos que son neogolpes porque no se dan con tanques ni bayonetas, sino con los medios de comunicación a la cabeza y el manual de “resistencia civil” Gene Sharp, un agente de la CIA y asesor del Pentágono. Nos rehusamos a llamarlos golpes blandos o golpes suaves, porque traen muchos muertos y no son ni blandos ni suaves.


Pero cuando estos neogolpes también fracasen definitivamente, no hay que descartar una intervención armada directa de Estados Unidos, este brazo bélico del Imperio. En ese contexto son preocupantes las declaraciones de esta semana del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, diciendo que Venezuela constituye “una amenaza extraordinaria” para su país.
¿Quién es una amenaza para quién?
¿Cuántas bases militares tiene Venezuela cerca de Estados Unidos? ¿O algún país latinoamericano? Ninguna
¿Cuántas bases militares tiene Estados Unidos en Latinoamérica? 36. Varias de las cuales están estratégicamente distribuidas alrededor de Venezuela y Brasil. Sobre todo las siete de Colombia, las nueve de Perú, dos en Paraguay y otras en la República de Guyana, Surinam, la Guayana Francesa y Vieques, en Puerto Rico. 
A todo eso hay que sumarle la Cuarta Flota, recientemente puesta en valor, que patrulla todas nuestras costas por el Atlántico y el Pacífico Sur. Y hay que sumarla la larguísima historia de intervenciones armadas e invasiones en nuestro continente, desde la formación de Estados Unidos como nación. 



Ya lo decía Simón Bolívar: “Los Estados Unidos parecen destinados por la providencia a sembrar de miserias la América Latina en nombre de la libertad”.


Por todo lo expuesto, estamos ante una coyuntura de vida o muerte y es urgente tomar conciencia de las amenazas que se ciernen contra nosotros. Esta semana esto es evidente sobre todo contra Venezuela y contra Brasil.
En Brasil hay un neogolpe en marcha para destituir a la presidenta Dilma Rousseff, usando como excusa un escándalo de corrupción surgido en al estatal Petrobras que involucra a toda la clase política brasileña. En todo caso se requiere una reforma política, que es una de las propuestas de Dilma. Pero no un golpe.


En Venezuela, la guerra económica podría dar lugar a una guerra de verdad, si el complejo tecnológico-militar-industrial termina llevando de las narices a Obama hacia sus intereses.
Por esto es fundamental que todos los ciudadanos sepamos lo que está pasando, por qué, y comprendamos que esto es una cuestión de vida o muerte para todos. Y es urgente que Unasur, Mercosur y la Celac se reúnan y paren estos ataques en marcha.


Es ahora o nunca, ya hemos demostrado en otras ocasiones que podemos. 
    Como decía el general José María Córdova antes de la batalla de Ayacucho: “De frente, armas a discreción y a paso de vencedor”. 
    O como dijo Néstor Kirchner antes de la batalla de Mar del Plata: “De frente, democracia a discreción, y a paso de vencedor”.

Viva la vida. Viva la Patria Grande


Mariano Saravia, periodista
Nicolás Alessio, ex sacerdote
Luis "Negro" Bazán, dirigente sindical y social
Ricardo Ortiz, profesor universitario
Jorge Kaplan, militante peronista
Jorge A. Torriglia, Escritor y periodista.
Lilia Fracaroli. Periodista
Rolando Savanco, docent
​​
e
Mario "chueco" Diaz"
Silvia Valerga, periodista.
Marcelo G. Cena, periodista.
Mario Alberto Díaz.


Pequeños productores hortícolas y floricolas se movilizan al municipio de La Plata: "Exigimos la regulación de los alquileres de la tierra que trabajamos"





MIÉRCOLES 25 DE MARZO - 12 hs. MUNICIPALIDAD DE LA PLATA (Calle 12 entre 51 y 53)

Pequeños productores hortícolas y floricolas movilizamos al municipio de La Plata: exigimos la regulación de los alquileres de la tierra que trabajamos


Contacto
Virginia Crispin 0221-431-8539
Los pequeños productores hortícolas y florícolas nos movilizamos al municipio de la plata por mejoras para el sector y la regulación de los alquileres de la tierra.
El miércoles 25 de marzo a las 12 hs, cientos de familias trabajadoras de la tierra, productoras de verduras y flores de la zona nucleadas en la Unión de Trabajadores de la Tierra, nos movilizamos a la municipalidad de La Plata para exigirle al intendente Pablo Bruera por mejoras para el sector y una política activa en la regulación en los alquileres de la tierra.
Hace ya dos anos que venimos haciéndole planteos sobre nuestra realidad y proponiendo soluciones, pero los funcionarios municipales hacen oídos sordos. En diciembre del año pasado nos movilizamos y nos prometieron muchas cosas, pero nada cumplieron. Hoy volvemos a movilizarnos, y Bruera va a tener que escuchar y cumplir si o si.
Las familias que trabajamos la tierra y producimos verduras y flores no somos dueñas de la tierra en la que trabajamos y vivimos. Somos presos de un modelo que nos ahoga en agroquímicos y alquileres para después ganar centavos por nuestra producción debido a la gran cantidad de intermediarios que hay entre nuestras manos y la mesa del pueblo. Hemos elaborado propuestas de fortalecimiento de la producción agroecológica, mercados directos del productor al consumidor, le hemos macado los caminos rurales que están destrozados... y el gobierno municipal solo contesto con mentiras.
Hoy venimos a poner sobre la mesa el problema de la especulación inmobiliaria, que afecta a todos los vecinos de La Plata, urbanos y rurales. En particular al sector de trabajadores productores nos ahoga, ya que no podemos vivir en viviendas dignas y en cada renovación aumentan desmesuradamente los alquileres; y debido a que tenemos construidos invernaderos y hemos invertido en infraestructura productiva, estamos presos de pagar lo que nos piden, sin ninguna defensa ni protección.
Hoy somos cientos y cientos de familias que nos movilizamos por nuestros derechos. No nos iremos sin soluciones concretas.

Por soberanía alimentaria, tierra, trabajo y cambio social.
Unión de Trabajadores de la Tierra - FPDS
Confederación de Trabajadores de la Economía Popular.




-- 

viernes, marzo 20, 2015

MACRI: LA CIUDAD NO ES UN NEGOCIO VIVIENDAS POPULARES PARA PAVÓN 4127.




Ayer se logro un principio de triunfo en el conflicto que mantienen 37 familias por el derecho a la vivienda en el barrio de Boedo.

Con la lucha organizada de las familias, su acción decidida de resistir la órden de desalojo, y el apoyo incondicional de las organizaciones populares, los legisladores de la oposición y los vecinos de Boedo, la Justicia se vio obligada a convocar una Mesa de Diálogo, exigiendo a participar de la misma al GCBA.

El art 31 de la Constitución de la Ciudad es indiscutible en su mandato: “La Ciudad reconoce el derecho a una vivienda digna y a un hábitat adecuado. Para ello: Resuelve progresivamente el déficit habitacional, de infraestructura y servicios, dando prioridad a las personas de los sectores de pobreza crítica y con necesidades especiales de escasos recursos. Auspicia la incorporación de los inmuebles ociosos, promueve los planes autogestionados, la integración urbanística y social de los pobladores marginados, la recuperación de las viviendas precarias y la regularización dominial y catastral, con criterios de radicación definitiva.”

Mauricio Macri, y el responsable del instituto de Vivienda de la Ciudad, Iván Kerr, no pueden hacerse los desentendidos. Son los responsables directos del déficit de vivienda de más de 500.000 personas en la Ciudad de Buenos Aires. Y son quienes año a año desfinancian el IVC y las exitosas políticas de autogestiòn de la Ley 341.

Les compartimos un video con el testimonio de los protagonistas.



¡LA ÚNICA LUCHA QUE SE PIERDE, ES LA QUE SE ABANDONA!



lunes, marzo 16, 2015

"La industria naval debe ser una política de Estado", por Miguel Ángel Sánchez.




En Brasil, el sector es parte de las soluciones de corto y mediano plazo en cuestiones sociales, educativas y productivas. Por qué está en la agenda. (*)








La industria naval debe ser una política de Estado


Las noticias sobre la cantidad de barcos a construir por Brasil al inicio de cada año siempre son impactantes. No son datos aislados ya que a ellos se le suman otros vinculados: construcción de 11 nuevos astilleros hasta el 2020; un Fondo de Marina Mercante (FMM) que destina 2,75 mil millones de euros para navieras y astilleros para la financiación de sus proyectos. El FMM financia hasta un 90% del valor de los proyectos, con excepción de las embarcaciones para el transporte de pasajeros las que en función de su relevante interés social pueden ser financiadas íntegramente. Esto genera una demanda laboral que creció de 2.300 puestos de trabajo en astilleros (2003) a más de 80.000 (2014); una industria naval brasilera que es la cuarta mayor del mundo en la categoría de buques en general y la tercera en número de petroleros (Petrobras); inversiones en el sector por R$149.500 millones; una tasa de crecimiento medio del 19,5% anual para la industria naval y del 6,1% para la industria navalpartista (2000-2010); y órdenes de construcción hasta el 2020 que incluyen más plataformas petroleras y de perforación, petroleros, graneleros y hasta submarinos.

Pero lo esencial aquí no son los números sino el origen y las consecuencias. Porque el origen no sólo es la demanda del sector petrolero (offshore) y gasero, y la consecuencia no sólo es el fortalecimiento del mercado.

En el 2008, el presidente Lula establecía un paradigma común para ambos países: “no es posible que un país que tiene casi el 95% de sus productos transportados vía marítima, no tenga muchos navíos de bandera propia”. Luego, la presidenta Rouseff sostenía que “si hoy Brasil tiene una de las menores tasas de desempleo del mundo es porque varias industrias fueron retomadas, incluida la naval”.

Con inclusión

La esencia de esta realidad se basa en la decisión política del Estado brasilero de también incluir efectivamente a la industria naval en su agenda, y en la práctica, tanto política como estratégica, expresada por medio de normas que incluyen aspectos de promoción e incentivos elementales para toda industria que se quiere desarrollar. A esto se suman actitudes concretas, porque sin aplicar estos elementos conjuntamente no hay posibilidad seria de concretar ningún modelo ni proyecto. Se generó así un involucramiento de todos los actores (trabajadores, técnicos, profesionales, empresas, inversores, etc.) del sector propiamente dicho y de la sociedad brasilera en general que pasó a ser parte activa de su propia industria naval. La industria naval se convirtió en parte de las soluciones de corto y mediano plazo de cuestiones sociales, educativas, y productivas que debe enfrentar un país tan rico en recursos y, a la vez, tan necesitado en alcanzar mejores niveles de distribución, equidad e inclusión social. Así, Brasil le ha ido dando una nítida y amplia visibilidad este rubro clave para la economía y el desarrollo de un país.


La comunidad de intereses de Brasil y Argentina nos encuentra también en la comunidad de ciertas problemáticas y soluciones. Por ello, juntos se deben reemplazar las falsas competitividades por visiones asociativas. Se debe profundizar la complementariedad progresiva, apoyar proyectos cooperativos tanto entre empresas del sector naval y de las navipartes como entre las universidades e instituciones de investigación científica y tecnológica (generación de energía; automación, software; medio ambiente; etc.); e incrementar mutuamente la capacidad de agregar valor con estrategias de reducción de costos. Asimismo hay que desarrollar proyectos de ingeniería y construcción naval conjunta o directamente desarrollar estas alternativas en nuestro país sin afectar a la poderosa industria naval brasilera.

Todos sabemos que a pesar del importante esfuerzo hecho por todo el sector naval brasilero existen aún puntos críticos que no han podido superarse o que no se los podrá resolver en el corto o mediano plazo. La complementación entre ambos sectores navales podría resolver estas dificultades además de beneficiar directamente a las comunidades educativas, académicas, laborales, sociales, tecnológicas, profesionales, empresarias e institucionales de Brasil y de Argentina. Juntos se lograrían mayores y mejores niveles de cumplimiento, efectividad y competitividad internacional porque, en definitiva, las batallas no son ni serán entre nosotros sino contra fuerzas financieras y especulativas donde la única industria naval que vale es la que cotiza en bolsa.

(*) Por Miguel Ángel Sánchez, Presidente de la Asociación Bonaerense de la Industria Naval y coordinador de la Mesa Nacional de Concertación de la Industria Naval Argentina.

- See more at: http://www.serindustria.com.ar/la-industria-naval-debe-ser-una-politica-de-estado/#sthash.j79DtgEX.1IAvdlZJ.dpuf



jueves, marzo 12, 2015

El único peligro para el pueblo de Estados Unidos está en Estados Unidos, por Adolfo Pérez Esquivel *



La declaración de Venezuela como una amenaza para la Seguridad Nacional de Estados Unidos es un formalismo que siempre ha usado ese país para realizar embargos económicos y una posterior intervención militar en diversos países alrededor del mundo.
Han intentado invadir Cuba y fueron derrotados, han intentado vencerla con bloqueo económico y han sido derrotados. El mismo presidente Obama lo reconoció abriendo una nueva etapa de diálogos con la Isla. ¿Por qué ahora intentar hacer lo mismo con otro país latinoamericano? Nadie niega que hay serios conflictos y un incremento de la violencia en Venezuela pero ¿Acaso alguien puede creer que represente un peligro para el pueblo estadounidense o algún otro país del mundo? ¿Porqué EEUU se contradice deliberadamente en sus injerencias externas? ¿No hay acaso una clara crisis humanitaria en México que obvia mencionar?
Si se trata de violaciones a DDHH, los países latinoamericanos debemos declarar a EEUU, sus injerencias y sus bases militares una amenaza para todos los pueblos de la región. Pero Nuestra América es una región solidaria y de paz, no pretendemos invadir a nadie, sólo queremos respeto a nuestra soberanía y nuestra autodeterminación.
La situación de Venezuela debe resolverse en el marco de sus instituciones democráticas y con colaboración de nuestros organismos regionales. Así lo ha hecho, por ejemplo, la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), con su reciente visita a Caracas, la cual fuera apoyada por el Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon. En su visita, la UNASUR ha reconocido intentos de desestabilización en Venezuela para interrumpir la cadena de legitimidad democrática lo que explica, entre otras cosas, las situaciones de desabastecimiento económico.
El único peligro para el pueblo de Estados Unidos está en Estados Unidos. Son los lobbys corporativos militares y financieros, que consideran que una región sin guerras y con recursos que no pueden controlar, es un peligro para sus intereses económicos y de poder profundamente antidemocráticos. Sectores que se sustentan en el ataque a otros pueblos, en la desinformación y utilización del pueblo norteamericano pudiente y de piel blanca, y del empobrecimiento, encarcelamiento y persecusión de los norteamericanos e inmigrantes de piel oscura.
Venezuela tiene la mayor reserva de petróleo del mundo, es el cuarto suplidor de crudo de EEUU, fortalece su economía real, sus políticas sociales y ha logrado una revolución democrática y bolivariana a fuerza de elecciones que han sido declaradas por el ex presidente norteamericano, James Carter, como una de las más transparentes del mundo. A lo que se debe agregar haber sido el primer país en la historia de los Estados Nación en crear un referéndum revocatorio y en aplicarlo. Esta declaración de Obama es la única forma de aislar políticamente a una Venezuela digna y solidaria, que a pesar de los ataques, desde el año 2007 envía petróleo para la calefacción gratuita de millones de personas de los sectores populares de 16 estados norteamericanos a través de su filial norteamericana CITGO.
Si el gobierno norteamericano quiere hablar de Paz para su pueblo, el Congreso debe derogar la Ley de sanciones a Venezuela 2014 y Obama debe anular la declaración de Venezuela como amenaza a la seguridad nacional.
Por su parte, la CELAC, la UNASUR y el MERCOSUR deben defender a Venezuela de estas agresiones norteamericanas. Maduro fue bien claro en su discurso ante todos los bloques parlamentarios “nadie podrá detener que este año 2015 haya elecciones parlamentarias, y si perdemos, perdemos, si ganamos, ganamos, pero son los venezolanos los que tomarán la decisión. Aquí no pisará la bota norteamericana”.

*Adolfo Pérez Esquivel (Buenos Aires, Argentina, 26 de noviembre de 1931) es un activista argentino destacado como defensor de los Derechos Humanos y del Derecho de Autodeterminación de los Pueblos; defensor de la no-violencia y de la lucha pacíficapor la justicia y la libertad, así como proponente de la teología de la liberación.
En 1980 recibió el Premio Nobel de la Paz por su compromiso con la defensa de la Democracia y los Derechos Humanos por medios no-violentos frente a las dictaduras militares en América Latina. En su discurso de aceptación1 le afirmó al mundo que no lo asumía a título personal sino "en nombre de los pueblos de América Latina, y de manera muy particular de mis hermanos los más pobres y pequeños, porque son ellos los más amados por Dios; en nombre de ellos, mis hermanos indígenas, los campesinos, los obreros, los jóvenes, los miles de religiosos y hombres de buena voluntad que renunciando a sus privilegios comparten la vida y camino de los pobres y luchan por construir una nueva sociedad".

viernes, marzo 06, 2015

VECINOS DE MALVINAS ARGENTINAS PIDEN URGENTE REUNIÓN AL MINISTRO DE SALUD DE LA NACIÓN, DOCTOR DANIEL GUSTAVO GOLLÁN.






En la mañana de hoy un grupo de familiares de victimas del sistema de salud de Malvinas Argentinas, fueron a entregar un petitorio y pedido de audiencia al nuevo ministro de Salud de la Nación, A los fines de interiorizarlo de la cantidad de casos denunciados en la justicia de San Martín, la lentitud del poder judicial, y falta de respuestas de parte del ejecutivo municipal de Malvinas Argentinas.
Asimismo como parte del programa de acción, fijado por los familiares y victimas del sistema de salud de Malvinas, se fijo para el próximo jueves 12 de Marzo a las 8:30 hs, efectuar una nueva protesta en frente de los hospitales de Malvinas Argentinas. Donde las victimas entregaran información a los vecinos sobre sus padecimientos y falta de debida y pronta respuesta de todos los organismos del estado. 



PEDIDO DE AUDIENCIA AL MINISTRO DE SALUD DE NACIÓN: Dr. Daniel Gustavo Gollan http://wp.me/p31AHs-uQ 



Editorial Sudamericana presenta: "SCIOLI SECRETO", el nuevo libro de Walter Schmidt y Pablo Ibañez.





LIBRO: "SCIOLI SECRETO"

Editorial Sudamericana
Autores: Walter Schmidt/Pablo Ibañez

¿Quién es Daniel Scioli? Puede ser el futuro presidente, pero es un enigma. Hace treinta años que se muestra en los medios, aunque sigue siendo un personaje misterioso.

Esta biografía muestra su lado B. Qué piensa y qué esconde el candidato que se considera predestinado a la Casa Rosada y que supo convertir la tragedia en oportunidad. ¿Qué hay detrás
de su fe y esperanza? Sus amigos desconocidos y el extravagante mundo de Villa La Ñata, su casa en el Tigre.

Su infancia y adolescencia burguesa, entre el esplendor y la quiebra de Casa Scioli. La búsqueda de la fama con el offshore y el rol de Alejandro Romay.

La obsesión por su imagen y el cuidado, en cada palabra, cada foto. El Scioli sonriente y el Scioli que ejerce el poder. Karina Rabolini, su fama de mujeriego y el miedo a los secuestros por episodios violentos que la familia sufrió en los setenta.

El ocultamiento de su hija durante quince años y la verdad sobre el incendio de su departamento. Su fascinación por Alfonsín,
la llegada tardía al peronismo con Menem, el vínculo con Duhalde y su accidentada convivencia con Néstor y Cristina Kirchner.

De los mares tumultuosos a las internas más maquiavélicas, Scioli secreto cuenta por primera vez quién es el verdadero Daniel Scioli.


 
   Walter D. Schmidt
       Periodista
   Editor de Politica
Agencia de Noticias DyN
      Conductor en
FM Milenium y Canal Metro
  cel:  154-188-0531

Related Posts with Thumbnails