lunes, junio 29, 2015

PUERTA DE HIERRO, UN BARRIO ARRASADO POR EL PACO (Y POR LOS MEDIOS), POR PABLO KUPERSZMIT ///.


-Y vos ¿dónde vivís?
- En Puerta de Hierro – respondió tímidamente Damián, de 12 años, ante la pregunta del padre de un compañero de la escuela que lo había invitado a su casa a almorzar.
Al hombre, un pastor evangélico de González Catán, la cara se le desfiguró en un instante. Golpeó la mesa con toda su furia, le gritó a su hijo que jamás volviera a invitar a su casa a alguiende la villa, y remató apuntándole a Damián: “Y vos te levantás y te las tomás ya. No voy a permitir que un chorro y un villero se siente en mi mesa”.
Pasaron 22 años, pero, con sólo recordar la historia, Damián Bravo se angustia casi tanto como esa tarde en la que estuvo horasllorando en su cuarto, desconsolado frente a semejante acto de discriminación por el solo hecho de vivir donde vivía.
La misma discriminación que aún hoy sufren los más de 2 mil vecinos de Puerta de Hierro, una villa de Isidro Casanova, en el partido de La Matanza, creada a fines de la década del 60 por la dictadura de Onganía para albergar a cientos de familias que fueron obligadas a abandonar distintos asentamientos de la Capital Federal.
Es que en los últimos años el barrio no sólo fue arrasado por el paco. Hay otro fantasma que persigue a los vecinos. Y que a veces es más nocivo que la propia droga. El fantasma de la estigmatización de los medios de comunicación, que en Puerta de Hierro dejaron grabado a fuego el sello de la muerte y el narcotráfico.
Un cóctel tan perfecto para sumar puntos de rating o vender ejemplares de diarios y revistas, como injusto con otra realidad: la de la gran mayoría de sus habitantes que se gana la vida a pura dignidad.
El fenómeno es parecido al que sufrió hace unos años y aún sufre el barrio Ejército de los Andes, rebautizado como Fuerte Apache por un periodista quefue todo un paradigma del sensacionalismo: José de Zer. 


“Noticias de ayer”

“Puerta de Hierro, el shopping de los adictos” y “Puerta de Hierro, donde el paco arrasa”. Así presentó por estos días Telenoche, el noticiero central de Canal 13, un informe al que no le faltó ningún capítulo del “manual” del buen amarillismo televisivo.
Claro que no fue el primero ni el único. Basta “googlear” Puerta de Hierro para leer en distintos medios una catarata de títuloscomo “La villa más peligrosa del conurbano; “Un barrio donde gobierna el paco”; “Las narcochicas de Puerta de Hierro” o “El barrio del paco”.
“Acá todos venimos golpeados desde pibes, porque siempre nos discriminaron. Pero ahora es mucho peor, porque son los medios los que nos estigmatizan. Para lo único que se acuerdan de nosotros es para decir que somos la villa copada por el paco, la villa del narcotráfico. Somos los marginados de los marginados”, se queja Damián, quien, atormentado por su propia experiencia, decidió dedicarse al trabajo social y a luchar contra la discriminación.
Desde hace siete años coordina el programa municipal Podés, a través del cual los adolescentes del barrio que tienen problemas escolares reciben una beca a cambio de asistir a clases de apoyo y talleres recreativos de radio, revista,  handball  y fútbol.
Son 130 chicos cuyas familiasperciben 500 pesos mensuales con la condición de que cuatro días a la semana participen de alguna actividad extraescolar estipulada por el programa.
Tanto éxito tuvo que muchos chicos que no cumplen con los requisitos para beneficiarse con la beca, igual se inscriben para poder disfrutar de actividades recreativas a las que de otro modo no tendrían acceso. 
Porque ellos también cargan con la cruz de haber nacido en Puerta de Hierro. Todos, en mayor o menor medida, tuvieron que someterse a las típicas humillaciones para sortear la inmediata condena que reciben por el solo hecho de mencionar el lugar donde viven.
Las más comunes son tener que cambiar la dirección que figura en el documento u ocultarla en una entrevista de trabajo, en la escuela y hasta en el trato cotidiano con los vecinos de otros barrios cercanos.
Florencia, que tiene 17 años y estudia en la Escuela Media N°21, de Ciudad Evita, no sólo debe soportar que sus propias compañeras la carguen con que vende droga porque vive en Puerta de Hierro. También que casi ninguna acepte las invitaciones que ella les hace para que se reúnan en su casa a hacer algún trabajo práctico. “Los padres no las dejan –explica Florencia-. Y a mí me pone re mal, porque siempre nos tenemos que reunir en las casas de otras chicas. Es muy  feo. Te hacen sentir vergüenza”.
Lo mismo que hasta hace poco sentía Natalia, de 23 años y operadora socioeducativa del programa Podés, quien cuando llegaba al barrio en  colectivo se bajaba una parada antes, intimidada por la mirada de los otros pasajeros. “Yo dejé de hacerlo, ya no me importa lo que piensen los demás, pero está lleno de vecinos que lo siguen haciendo. Prefieren caminar unas cuadras de más a que los otros se enteren que viven en Puerta”, explica. 

La debacle del 2001

Conformado por un laberinto de estrechos pasillos y bautizado en honor a dos enormes portones de hierro que tenía en sus orígenes, el barrio aún hoy sufre las profundas secuelas que dejó la crisis que comenzó en la década del 90 y explotó en 2001.
Porque antes que el paco, a Puerta de Hierro llegaron la falta de trabajo, de educación, de salud, de infraestructura mínima. En fin, la ausencia absoluta del Estado, salvo para ejercer la represión.
Una testigo “privilegiada” de esa hecatombe social fue Graciela García, quien “se mudó” al barrio en 1983, luego de que la desalojaran de una villa de Lugano.
“A fines de los 90 junto a un grupo de mujeres arrancamos con una olla popular en la capilla del barrio. Había gente que si no era por nosotras literalmente no comía. Y cuando pasó lo de 2001 a veces no teníamos ni para la olla. Fue tremendo. Y con el hambre, la falta de trabajo y de oportunidades, vinieron el paco y todo lo demás”, recuerda Graciela, quien ahora dirige el “Centro Comunitario Los Chicos de Puerta”, donde funciona un merendero y una biblioteca.
En ese contexto, cientos de jóvenes expulsados del sistema, sin oportunidades laborales ni de ningún tipo, se entregaron a lo único que les quedaba a mano: una pipa para fumar pasta base o, por qué no decirlo, un arma para salir a robar.
Lejos de ser el todo, son apenas una parte emergente de una crisis con orígenes claros y conocidos. Pero siempre silenciados por los principales medios de comunicación, para los cuales es más vendedor mostrar el morbo de las consecuencias que ahondar en la complejidad de las causas.
Un caso emblemático de lo que sucedió con muchos chicos del barrio es el de Rubén, conocido como Pipeta, quien perdió varios amigos y a un primo, en medio de esa trágica mezcla de drogas y delito. También él casi se pierde, hasta que gracias a que ingresó en una cooperativa del Movimiento Evita logró superar la adicción al paco y encontrar un sentido a su vida. Se capacitó y actualmente trabaja haciendo conexiones de agua en el barrio 22 de enero.
“Yo sí que toqué fondo en el 2007, cuando era un fantasma caminando. Era vivir para consumir. Si no hubiera aparecido esta posibilidad de trabajar, hoy no estaría vivo”,  asegura Pipeta.

Lento, pero seguro

Hace unos años que las condiciones de vida en el barrio están mejorando. La llegada de la Gendarmería bajó significativamente el grado de conflictividad, aunque el celo de sus efectivos a veces se convierte en atropello.  Lili, de 14 años, denuncia que muchas veces la paran yendo a la escuela, le tiran todas las cosas que lleva en la mochila y hasta la obligan a levantarse la remera en público. “Es humillante. Dicen que están buscando droga, pero yo lo único que llevo son los útiles escolares”, se queja.


Si bien aún falta mucho –la gran deuda es la urbanización- y queda mucho por corregir, los propios vecinos coinciden en que lentamente la presencia del Estado está empezando a cambiar un panorama que hasta hace unos años era desolador por donde se lo mirara.
Se notan las mejoras gracias a la recuperación de los puestos de trabajo, la contención a través de planes sociales municipales y nacionales, estímulos para el acceso a la educación y la ampliación del servicio de salud.
Día a día, la dramática degradación social de Puerta de Hierro se está revirtiendo. Lo que no se revierte, sino que se agudiza, es la estigmatización constante. Aunque eso no salga en televisión. O sí.

Por Pablo Kuperszmit


miércoles, junio 24, 2015

HOY, ACTO CONTRA LOS DESPIDOS EN MINUTO UNO DE CRISTÓBAL LÓPEZ.

Compañeros y compañeras:
La empresa Minuto Uno, propiedad del empresario Cristóbal López, despidió al delegado Lucas Livchits y al delegado paritario Brian Majlin. 
El sábado los trabajadores votaron un paro por tiempo indeterminado y ayer lo ratificaron en una asamblea que se realizó mientras se desarrollaba un plenario de delegados y delegadas del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SipreBA).
En el plenario se resolvió.
-Hacer hoy miércoles, a las 13 horas en Fitz Roy 1940, en la puerta de la empresa, un acto de todo el gremio de prensa para manifestar el repudio a la decisión patronal y expresar la solidaridad y el acompañamiento de todos los trabajadores.
Los y las convocamos, entonces, a participar activamente de la actividad.

COMISIÓN GREMIAL INTERNA

martes, junio 23, 2015

LOS TRABAJADORES DEL SUBTE Y EL PREMETRO MARCHARÁN MAÑANA A TRIBUNALES POR LA PERSONERÍA GREMIAL/






Asociacion Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro

A TRIBUNALES POR LA PERSONERÍA


Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 23 de junio de 2.015.-
         

La Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro convoca para el día miércoles 24 de junio de 2015 a una movilización a la Cámara Nacional de Apelaciones para solicitar a sus autoridades que traten y resuelvan la apelación que hizo la UTA sobre la compulsa por la personería gremial.

El recurso judicial presentado por la UTA no es más que una artimaña para dilatar la obtención de la personería. La AGTSyP hace mucho tiempo que espera la Audiencia de Cotejo, donde se contará qué gremio tiene más afiliados, luego de años y años de pelear contra la patota que continuamente amedrenta a nuestros compañeros y compañeras.

La concentración será mañana a las 11 en Lavalle y Talcahuano. Posteriormente se marchará hacia la Cámara, sita en Lavalle 1554. Esperamos contar con la presencia de los medios para cubrir tan importante actividad de nuestro sindicato.


SECRETARIADO EJECUTIVO
ASOCIACION GREMIAL DE TRABAJADORES DEL SUBTE Y PREMETRO


Enrique O. Rositto
Sec. de Prensa - AGTSyP
Cel. 15.5573.5360
Twitter @prensadelsubte | Facebook /prensadelsubte
23.06.2015 - 10.20

lunes, junio 22, 2015

FALLECIÓ UNA HEROÍNA DE NUESTRO TIEMPO: ELSA SANCHEZ DE OESTERHELD.(Agencia NAC&POP)


Viuda del patriota de las historietas Héctor Germán Oesterheld, guionista del Eternauta

FALLECIÓ UNA HEROÍNA DE NUESTRO TIEMPO: ELSA SANCHEZ DE OESTERHELD.

Subió al Comando celestial a reunirse con sus cuatro hijas, Diana, Marina, Beatriz y Estela, compañeras militantes peronistas, hijas queridas, y su esposo Héctor Germán Oesterheld, el héroe.

NAC&POP
22/06/2015

Elsa Sánchez, quien fue víctima del terrorismo de Estado, falleció ayer a las 20 como consecuencia de una enfermedad degenerativa y será enterrada este lunes, a las 14, en el cementerio de Chacarita.

"Se fue en paz. La encontramos dormida y nos dejó la tranquilidad de que debía irse porque había dado todo lo que tenía. Es la mujer que me crió tras la desaparición de mis padres", señaló en diálogo con Télam, Martín Miguel Mortola Oesterheld.

La vida de Estela estuvo atravesada por la tragedia que golpeó a los familiares de las victimas de la dictadura cívico militar que se prolongó en Argentina entre 1976 y 1983.

Tanto su esposo, Héctor, como sus cuatro hijas, Estela, Diana, Marina y Beatriz Oesterheld fueron secuestrados por las fuerzas represivas en función de la militancia que tenían en la organización Montoneros.

El autor de obras como la saga del El Eternauta, Ernie Pike, Sargento Kirk, y Mort Cinder, entre otros, fue capturado por efectivos del Ejército en abril de 1977 y luego trasladado a Campo de Mayo.

Sobrevivientes de los centros clandestinos de detención aseguran haberlo visto con vida en el centro clandestino de detención de El Vesubio, y se cree que lo asesinaron en la localidad de Mercedes.

Antes, cayó Beatriz, en San Isidro, pero Elsa, en julio de 1976 logró recuperar el cuerpo de la joven y darle una sepultura, mientras el resto de sus familia permanecía en la clandestinidad.

Ese mes, Elsa se enteró por los diarios que Diana murió en Tucumán, en un supuesto enfrentamiento, y cuando estaba embarazada de seis meses.

En diciembre de 1977, murieron Marina y Estela, y con ella fue secuestrado Martín, que luego lo entregaron los represores a Elsa para que lo criara.

Unas militaban en la UES (Unión de Estudiantes Secundarios) como los chicos de la Noche de los Lápices; otras en la Gloriosa Juventud Peronista.

Sus nietos Fernando Araldi Oesterheld y Martín Mórtola Oesterheld fueron su razón para vivir y resistir.

La agrupación Oesterheld, creada en homenaje a Héctor Germán Oesterheld, la cobijó durante 17 años, el tiempo durante el cual, la verdadera historia de la resistencia por la liberación nacional comenzó a tener sentido para Elsa, después de tanto dolor y tanta perdida, en principio inexplicable.

Es que eran muchas familias y muchos militantes como las chicas Oesterheld y Héctor, que habían pagado con su vida, su concepción patriótica de la lucha contra la Dictadura y el imperialismo.

En el Teatro Argentino de La Plata, Elsa Sanchez de Oesterheld y Francisco Solano López, el dibujante de Eleternauta, le entregaron a Cristina la estatuilla de El Eternauta, con un Diploma por la ley de medios, donde estaba dibujado también, Gabriel Mariotto, héroe de la ley, presente en la ceremonia.

En los últimos años de su vida, Elsa se convirtió en una ferviente militante de la memoria y se vinculó al trabajo de Abuelas de Plaza de Mayo.


Desde allí intento infructuosamente encontrar su nieto de Diana en Tucumán.

En la Feria del libro de Frankfurt 2010, la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández homenajeó a Elsa, la viuda de Héctor Oesterheld.

"Ella, que perdió a su marido y a sus cuatro hijas por la dictadura, representa a los escritores argentinos que sufrieron durante uno de los peores momentos que vivió la Argentina”, dijo Cristina.

Y miró al público.

Ya, cuando había entrado al salón, rompió el protocolo subiendo gradas arriba para saludar a Juan Gelman, Osvaldo Bayer y a la propia Elsa Oesterheld.

Y ahora le hizo una seña.

Que subiera al escenario alemán, le pidió.

Y aunque no había plaquetas, ni diplomas, y sólo palabras, Elsa asumió el homenaje.

“En ella estoy homenajeando a todos los que, como exige Griselda Gambaro, tienen un compromiso militante con los derechos humanos y con la vida", siguió Cristina. 

Y le cedió el micrófono a Elsa.

Y Elsa habló: “Yo, que creí estar muerta, vuelvo a tener esperanzas”, dijo.

Y arrancó el único aplauso sostenido de la tarde noche, que puso de pie a todos los asistentes.

Alemanes, argentinos y de cualquier lugar del mundo. Entendieran o no de qué se trataba.

En la Agrupación Oesterheld, Elsa Sanchez declaró luego “Néstor y Cristina me devolvieron a mis hijas”

"Me dejó la persona que me crió y me acompañó en el camino de reconstruir la memoria de mis padres. Es el primer pariente que puedo enterrar y eso no es poco", puntualizó Martín Oesterheld.

Fuente: Telam

viernes, junio 12, 2015

CIUDAD DE BUENOS AIRES: CREAN EL "CENTRO DE INTEGRACIÓN FRIDA" PARA MUJERES Y NIÑOS EN CONDICIÓN DE CALLE:


El Centro de Integración Frida es un centro de integración social que estará preparado para albergar y contener a 45 personas, entre mujeres y niños/as, que se encuentran en situación de calle en Capital Federal, a partir de julio de este año.
La gestión del Centro de Integración Frida estará a cargo de dos organizaciones sociales afines: Proyecto 7 y No Tan Distintas. Desde hace años, estas organizaciones trabajan la problemática de las personas en situación de calle y en riesgo de estarlo y, con distintas trayectorias, comparten un enfoque y una metodología de trabajo. En su recorrido, ambas han participado de distintos espacios colectivos y de lucha por la sanción, reglamentación y aplicación de las leyes destinadas a las personas en situación de calle. Además, desde 2011, Proyecto 7 administra el Centro de Integración Monteagudo, orientado a la inclusión social de varones en situación de calle, un lugar abierto y plural, donde todos sus integrantes forman parte de los procesos decisorios de modo horizontal y participativo.
Para crear este proyecto, también se convocó a un conjunto de compañeras profesionales que conocen la problemática, que se sumaron y aportaron sus conocimientos y experiencias. De esta construcción conjunta, devino lo que hoy estamos festejando: el Frida, que terminará de cobrar vida cuando el espacio esté habitado por las verdaderas protagonistas de este proceso: las mujeres y los/as niños/as en situación de calle.
Hoy el Centro de Integración Frida significa, entre otras cosas:
- que las mujeres en situación de calle participarán de un proyecto que las piensa como protagonistas de sus historias, tal como lo hacen los compañeros en el Centro de Integración Monteagudo;
- que el desarrollo y la autogestión de un proyecto no asistencialista es posible y deseable para abordar una problemática tan estructural como es la situación de calle;
- que las organizaciones sociales acertamos cuando nos propusimos organizarnos y continuar con la lucha por los derechos de las personas en situación de vulnerabilidad social;
- que solo abriendo el diálogo a todos/as aquellos/as que quieran participar de algo distinto, se pueden crear nuevas miradas, alianzas y deseos;
- que el espacio público de esta Ciudad nos pertenece a pesar de que nos quieran hacer creer lo contrario.
Frida: como práctica de la resistencia, como cuerpo colectivo libre de violencia, como práctica de la autonomía, como la posibilidad de crear y sanar; como práctica revolucionaria, como alianza entre todos/as pensando nuevos rumbos; haciendo carne lo que hace años venimos sosteniendo desde la lucha: LA CALLE NO ES UN LUGAR PARA VIVIR.
Cómo contactarse con nosotros/as por donaciones y otras cuestiones:
Proyecto 7: 15 5 504 8678
No Tan Distintas: 15 4 446 6622
Área de Comunicación: 15 3 106 7899
Correo electrónico: centrodeintegracionfrida@gmail.com
Facebook: https://www.facebook.com/CentroIntegracionFrida




jueves, junio 11, 2015

DORREGO Y LOS PROFETAS DEL ODIO, por Ernesto Jauretche.

Manuel Críspulo Bernabé Dorrego. Amado por el bajo pueblo, respetado por los poderosos, venía abriendo anchas avenidas a la igualdad social, a la democracia y a la confederación, en las estoicas tierras de las provincias del Plata.
 
A las vueltas de la vida, que dedicó en sus primeros años como espada al servicio de la emancipación americana, puso sus afanes en la conciliación nacional y la construcción de un futuro de patria grande y pueblo feliz para los suramericanos. El arisco Dorrego era la gran esperanza de los pobres: poner fin a la anarquía de una lucha de intereses que descansaba sobre el sacrificio de las mayorías.
 
Lo sabemos: como hoy, ese camino suele estar tachonado de traición y perfidia. Un pueblo en marcha hacia su beatitud genera el odio de los privilegiados.
 
A los 41 años enfrentó el pelotón de fusilamiento como lo que era: un valiente soldado, hombre de honor y coraje, un abnegado y servicial caudillo popular. Si morir era una ofrenda a la necesaria reorganización nacional, entregaba incondicionalmente su vida. Ejemplo. Decenas de miles de jóvenes siguieron ese rumbo de héroes a lo largo de nuestra historia.
 
Lavalle es responsable de ese crimen ante la memoria y la historia, ejecutor y único reo sin condena. Y de la calamidad que desató. Es atroz la decisión criminal de matar al camarada de las guerras por la emancipación americana; pero mucho más grave es el error político que se deriva de su elitista mirada del pueblo y sus destinos.
 
Se le han buscado toda clase de atenuantes; incluso la famosa correspondencia de los intelectuales unitarios, que lejos de exculparlo pintan como un pelele al condecorado combatiente.
 
El, sólo él: osado general de mil batallas por la emancipación americana, habrá de cargar con lo imperdonable, un baldón que ultraja fatalmente el inefable honor que cultivaba. Uno solo, un desafortunado aunque meditado acto, en acontecimiento que merece reflexión de todos los hombres, nubló para siempre su lugar en la historia, su memoria, su valor, su talento.
 
¡Pobre de él!
 
A su pesar, creemos los hombres de buena fe que la insufrible servidumbre de ese infame asesinato lo ha perseguido, lo persigue y lo perseguirá a través de los siglos. Ni siquiera la poética imagen de su corazón conservado en aguardiente atravesando la quebrada de Humahuaca lo redime. Ni la pluma inglesa de Jorge Borges ni el vulgar bolígrafo de Félix Luna, ni romances, lamentos folklóricos, vidalitas, aunque rescaten un hombre que fue soldado de San Martín, con el tiempo apenas un nombre, pueden borrar aquel arbitraje antipatriótico, antipopular y antidemocrático.
 
Quienes lo usaron cometen un delito continuo. Una vez más en el espíritu de los hombres de casaca negra, los Varela y los Rivera Indarte, el mismo Echeverría apostrofando al asesino, concurren con los Mitre y los Magneto, los Bullrich y los Pinedo, junto a las autoridades de caducas academias. Porfiados e impenitentes actúan homenajes crueles, vengativos, abominables, al pie de la alta columna que en Plaza Lavalle encumbra el bronce de la espada sin cabeza. Sólo el diario La Nación los registra.
 
Sí, justo allí; a un lado de la Plaza que llamaron Lavalle, en Talcahuano y Tucumán, mirando insolente y contumaz hacia el Mirador Massue, construido en 1903 sobre las ruinas del solar de la familia Dorrego, hoy bellamente reciclado por arquitectos benévolos y tal vez ignorantes de la tragedia que conmemoran, la seca mirada de bronce de Juan Galo de Lavalle preside tan anacrónicos como hostiles ofrendas y cortesías. No persiguen redención sino reafirmar que allí siguen, presentes, los profetas del odio.
 
Dorrego vive y nos acompaña en esta hora dichosa argentina.
 
Pero es dolorosa la imagen metropolitana de celebración de una derrota popular en una ciudad que, como continente sangrientamente logrado de Capital Federal, debe pertenecer a todos los argentinos.
 
 
 
Ernesto Jauretche
La Plata
11 de Junio 2015

domingo, junio 07, 2015

"PERIODISMO MILITANTE", por Jorge Rachid.



PERIODISMO MILITANTE.

Desde hace ya un largo tiempo, se intenta descalificar un periodismo comprometido con el actual proceso político que gobierna el país, llamándolo peyorativamente "periodismo militante", como si esa condición, por si sola fuese suficiente para denigrar la labor de los periodistas que trabajan en esos medios, que expresan esa posición.

Veamos ahora que significa ser periodista: es una profesional que expresa una visión de la realidad, la describe, la informa, la presenta desde una mirada que expresa una ideología, esto es un conjunto de ideas, una visión del mundo, un sistema de construcción de pensamiento que responde a una determinada posición frente a la vida, las cosas, los hombres.
Esa condición es de todos los seres humanos, de la actividad que realicen, cada uno de nosotros como expresión de una personalidad, y mas aún quienes desarrollan pensamiento crítico, con perfil determinado y fijado por sus propias subjetividades.

¿Está mal esa manera de ejercer cualquier profesión? , ¿o es una condición inherente al ser humano?

Sin dudas algunos esconden esa particularidad detrás de supuestas objetividades, pretenden travestirse de impolutos hombres y mujeres que "sólo trasmiten noticias", que su profesionalismo es superior a sus subjetividades, que su pensamiento no tiñe su asepsia y que los dueños de los medios "no inciden en las noticias".
Sin embargo otros periodistas que expresan si un pensamiento acabado son capaces de abrir un abanico de informaciones, con lecturas propias, con invitados de todo el espectro político, empresarial o deportivo, sin falsas posiciones abstractas, sino desde una visión comprometida de la realidad, a la cual someten su quehacer periodistístico.
Son dos ejemplos de conductas de la ética, del manual de periodista, que se recita en las academias y se practica poco en la práctica diaria.

Sin embargo el título del primer periodista militante, partidario que utilizó el medio que aún perdura, como lanza efectiva de su política de poder, llamando a deguello a los opositores, sin tapujos ni dudas, confrontando con sangre a quienes oponían sus opiniones supuestamente "modernas" frente a un interior "atrasado", fue el General Mitre, que no ganó ni una sola batalla, que llevó a la muerte a miles de hombres, en la batalla de Cepeda solamente 2.000, en la Guerra de la Triple Infamia decenas de miles de compatriotas muertos, recordar Curupaytí, pero que sin embargo ganó una batalla decisiva en la historia, que fue el espacio simbólico desde las páginas del diario La Nación, que aún hoy se puede recorrer en su historial del siglo XlX, derramando sangre de criollos que según su socio Sarmiento, "sólo servía para abonar la tierra".

No fue acaso Mitre quien al regreso de la rotunda derrota de Cepeda exclamó y escribió ante los porteños, "les devuelvo las legiones victoriosas que me confiaron". Nada dijo de la derrota ni de Urquiza, sólo como hoy desde el diario La Nación, apuntalaba sus intereses y los de sus socios, que por supuesto fueron rotando con los acontecimientos, pasando de héroes a villanos, en una tarea de periodismo militante, que se prolonga en el tiempo, hasta ahora.

No fue Moreno un militante a través de la Gaceta, no lo fueron José Hernandez, Alberdi o el mismo Sarmiento desde su exilio en Chile, proponiendo entregar la Patagonia a los chilenos, como devolución personal del acogimiento a su persecusión política?
Todos ellos fueron militantes de una política con las cuales algunos pueden coincidir o no, pero expresaron sus procesos políticos de poder a través de los medios, que en algunos casos consolidaron y en otros fracasaron, pero fueron instrumentos de penetración de ideas y de construcción del relato histórico.

En el caso de Mitre no sólo expresó su tiempo, sino que tiñó las hitoria nacional con un sesgo que negó a San Martín entregando testamentariamente su sable a Rosas por su gesta heroica de Obligado, enterró a Artigas, Andresito, Juana Azurduy, Felipe Varela, denigró al Cacho Peñaloza, a Facundo, ensalzó a Lavalle, asesino de Dorrego, al manco Paz, tildó de dictador a Rosas y levantó a Roca en su primera etapa, hasta que los enfrentó en las batallas de Puente Alsina y Plaza Once, apoyando a Tejedor, intentando por última vez, defender a la oligarquía porteña de las huestes "salvajes" del resto del país.
Desde La Nación hoy se critica hipocritamente "al periodismo militante".

Ni hablar de otros medios con menos compromiso ideológico, pero muchos mas intereses políticos, que también expresan una política como Clarín y su grupo que no sólo lo utilizan como lanzadera misilística contra el gobierno, sino que intentan, como Mitre de crear un relato que demuestre que su posición, ante la historia es la que se corresponde con una visión "seria " del país. Para eso no dudan en denigrar la Argentina en el país con una política de temor y odio, sino en el exterior con una campaña que favorece a sus socios, enemigos del país, como los fondos buitres y aquellos sectores de la especulación financiera que apuestan a la derrota de "los populismos en América Latina".

Entonces quienes son o no son militantes del periodismo o periodistas militantes, en un maniqueísmo de buenos y malos que impregnan la visión política de una democracia, en donde se le exige a los funcionarios que digan la verdad, que es tergiversada diariamente por estos medios, que expresan intereses heridos por las políticas distributivas del peronismo en el gobierno.
Lo mismo hicieron en 1955, con Perón, luego con Frondizi e Ilía pese a ser gobiernos surgidos de proscripcion del peronismo, favoreciendo los golpes de estado cívico militares, lo repitieron en 1976, ocultando el genocidio, en los 90 avalando el saqueo neoliberal, ahora dándole protección mediática a Macri y Masa.

Son periodistas militantes, como lo somos nosotros, pero con la diferencia que nosotros no mentimos supuestas objetividades, lo decimos, lo asumimos, lo practicamos.

JORGE RACHID


Related Posts with Thumbnails